domingo, diciembre 4, 2022

Las señales de alerta que surgen en medio del mejor momento de la pandemia en Chile

El aumento del R efectivo, el alza de casos en algunas regiones y la trasmisión comunitaria de la variante Delta son factores que encienden las alarmas pese a las buenas cifras generales que hay actualmente en el país.

Chile vive actualmente uno de los momentos más auspiciosos en casi un año y medio de pandemia. Con menos de 500 casos diarios, una positividad cercana al 1%, más del 83% de su población objetivo completamente vacunada y ya ninguna comuna en cuarentena, el país parece mirar, de reojo, la luz al final del túnel.

Sin embargo, hay una serie de señales que han surgido en los últimos días que, de profundizarse, podrían amenazar lo conseguido hasta ahora.

Uno de esas luces amarilla es el leve aumento de casos que se ha registrado desde la semana pasada en Magallanes, región que ha sido una suerte de «predictor» de los escenarios que han ocurrido después en el resto del país en la evolución de la pandemia.

En esa zona, después de tener cero casos a fines de julio, la semana pasada hubo tres brotes, y ayer se reportaron 7 nuevos contagios, llegando a 48 casos activos. «La Región de Magallanes adelanta un poco lo que va a ocurrir en el resto del país», ha señalado el ministro de Salud, Enrique Paris, quien la semana pasada llamó a los habitantes de la zona a «no malograr los avances» alcanzados, y ayer envió «una alerta muy seria a la comuna de Natales», apuntando que «muestra un aumento del 43% de los casos a 14 días y de 100% de aumento en los últimos siete días». «Si Natales continúa en este rango de crecimiento va a tener que retroceder, a pesar de todo lo que costó avanzar en Magallanes», subrayó la autoridad.

Otra señal de atención es que, si bien se mantiene la caída de casos a nivel nacional, ha disminuido la velocidad con que esto se está produciendo. Así lo informó ayer el ministro Paris, quien indicó que «hay que destacar que el crecimiento semanal –que aunque ha disminuido en un -15% de casos a la semana– muestra una ralentización en la baja de casos. Es decir, la velocidad de disminución de los nuevos casos se ha ralentizado y eso hay que transmitirlo con claridad a la población para que mantenga las medidas sanitarias».

También advirtió que «hay regiones que han aumentado sus casos en los últimos días», mencionando a Aysén y Ñuble, además de Magallanes.

Aumento de la velocidad de contagio

Otro factor de preocupación es que en los últimos días ha aumentado la velocidad de contagio (R efectivo) en el país, que pasó de 0,89 a 0,91. Y aunque a nivel nacional aún se mantiene bajo 1 –es decir, que cada nuevo caso infecta a menos de una persona–, en la Región Metropolitana el panorama es distinto, ya que el R efectivo, por primera vez desde junio, llegó a 1.

Según publicó El Mercurio, entre el 9 y 13 de agosto los casos activos en la RM subieron de 3.745 a 3.771, y 25 de las 52 comunas de la región registran aumento de casos.

Un cuarto foco de preocupación es la expansión de la variante Delta, pues ya se han registrado casos de transmisión comunitaria, lo que indica que ésta ya circula libremente por el territorio. De hecho, la subsecretaria de Salud Pública, Paula Daza, informó el lunes de un nuevo brote asociado a esa variante, que se originó en una fiesta familiar celebrada el pasado 31 de julio en la Región de O’Higgins. La autoridad informó que hay 17 contagiados, cinco de los cuales se encuentran hospitalizados, uno de ellos con ventilación mecánica.

En este contexto, hay quienes proyectan un nuevo rebrote, producto de la variante Delta, en los meses de septiembre y octubre, lo que podría coincidir, además, con un peak de contagios de otros virus respiratorios que habían dejado de circular debido al SARS-CoV-2 y que ahora se están reactivando.

«Hay señales de preocupación», pero tenemos «herramientas fuertes»

¿Qué tan preocupante son estas señales? ¿Podrían ser predictores de una nueva ola de contagios en el país? El Dr. Jaime Labarca, infectólogo del Hospital Clínico UC, comenta a Emol que “el escenario actual es muy bueno, en términos generales”, y que si bien “hay señales de preocupación, tenemos cosas bastante avanzadas e instaladas para contener” la pandemia.

Respecto del aumento de casos en las regiones australes, explica que “cuando uno llega a niveles tan bajos (de contagio) se hace cada vez más difícil poder bajarlos”. Y que si bien los datos de Magallanes y Aysén “pudieran ser un indicador de que estamos llegando a una estabilización o incluso a una situación en que vuelvan a aumentar los casos”, también hay que considerar que son regiones con muy poca población y que “un brote puede impactar en un aumento importante de casos, porque cuando son muy pocos casos, pequeños cambios pueden impactar en forma negativa”.

De todas formas, afirma que, a nivel país, «es esperable que en algún momento la curva de evolución se estabilice, porque hemos ido cada vez teniendo una mayor apertura, entonces hay que leer los números que tenemos ahora también en el contexto en que ya llevamos cerca de un mes con mayor apertura comparado con todo lo que tuvimos durante el primer semestre». «El aumento de casos (en esas regiones) preocupa, pero uno tiene que leerlo considerando que son cifras bajas», apunta.

Un factor de mayor incertidumbre es ver qué pasa cuando la variante Delta se instale ampliamente en Chile y reemplace a la variante la P.1 (detectada originalmente en Brasil), que es la que hoy más circula en el país. “Ese reemplazo de una variante por otra podría traer un aumento importante del número de casos, un aumento leve o no aumento del número de casos”, señala el experto.

Al respecto, comenta que si bien hay países –como Reino Unido, Holanda, Estados Unidos e Italia– donde la introducción de la variante Delta está asociada a un incremento del número de casos; también hay algunos países –como Alemania– donde “se reemplazó la variante original por la Delta, pero se ha mantenido el número de casos bastante contenido; solo han aumentado mínimamente”. Indica que la diferencia puede estar en que en este último se han mantenido las medidas de prevención, a nivel individual y comunitario, “y probablemente un alto número de testeo y una buena trazabilidad”.

«Aspirar a mantener las cifras o a un aumento muy discreto» de casos

En ese sentido, señala que en Chile el escenario con la instalación de variante Delta podría no ser tan pesimista, ya que cuando ésta pase a ser dominante será «en el contexto de una vacunación más alta de lo que ocurrió en Europa». «La instalación de esta variante nos pilla con una mucho mejor inmunidad. Además, nos pilla con las medidas de prevención que se mantienen a nivel individual y comunitaria, y con una apertura controlada –a través del plan Paso a paso– y con un alto número de testeo, lo que permite hacer una buena trazabilidad de los casos de Delta», afirma.

Dice que «todas estas medidas –sumadas al estudio de las variantes que se está haciendo en el país y al control de las fronteras– creo que pueden ayudarnos a mantener la situación un poco más controlada y evitar tener estos rebrotes grandes que han ocurrido en Europa».

De todas formas, comenta que «la señal de preocupación más importante es que el R efectivo ha ido aumentando, porque eso quiere decir que la velocidad de trasmisión va aumentando nuevamente». Hace ver que «cuando esa cifra bajó anunció la caída que venía (de los casos en el país), entonces ahora el R efectivo podría predecir un aumento en las próximas semanas”. “Pero ese aumento pudiera ser discreto considerando que la variante Delta se instala con un alto porcentaje de vacunación, con medidas de protección establecidas y con un alto número de testeo y de trazabilidad intensiva», insiste.

En su análisis, «a lo que debiéramos aspirar en Chile es que ocurra un reemplazo de la variante brasileña por la variante Delta, pero que ese reemplazo no se asocie con un aumento importante del número de casos, y que ojalá sea con mantención de las cifras actuales o con un aumento muy discreto». «Hay quienes dicen que en septiembre va a haber un rebrote, pero yo no estoy tan seguro porque tenemos varias herramientas fuertes», sentencia.

 

 

Suscribirte a nuestro contenido especial

Aprovechá esta oportunidad, ¡es gratis!

Contenido exclusivo, más especiales con información detallada y bien explicada, para que comprendas mejor el desorden mundial

Argentina

Diputados: Con gritos, insultos y escándalo, Juntos por el Cambio logró bloquear la sesión

En medio de la tensión por el Consejo de la Magistratura, la oposición no dio quórum para ratificar en el cargo a la presidenta de la Cámara e impidió debatir la creación de nueve universidades.
- Publicidad -spot_img

Artículos relacionados