lunes, enero 30, 2023

¿Venezuela, promotor del terrorismo?

Opiniones diversas genera entre los expertos la petición de esta semana del presidente Iván Duque a los Estados Unidos de incluir a Venezuela en la lista de países promotores del terrorismo.

El excanciller Julio Londoño Paredes le dijo a EL HERALDO que, en su consideración, “es una posibilidad muy remota, por varias razones: por una parte porque ha habido un sutil acercamiento del presidente Joe Biden a Venezuela, entonces no creo que en esta coyuntura se vaya a dar esa posibilidad”.

De otra parte, agrega el diplomático, “seguramente lo que hará Venezuela es señalar que ellos no son propiciadores del terrorismo y que lo que pasa es que hay unos grupos colombianos que Colombia no ha tenido la capacidad suficiente para reprimir y evitar su ingreso a Venezuela, y que ellos, por el contrario, lo que han hecho es luchar contra los grupos armados colombianos en territorio venezolano”.

El experto en seguridad internacional y geopolítica, Mauricio Jaramillo, opinó en este diario que no es viable la petición.

“Es una decisión soberana del Departamento de Estado de los EE. UU. Por información que le llega de los servicios de inteligencia lo que hace es incluir algunos estados que comprobadamente ellos creen son promotores del terrorismo, porque financian guerrrillas, porque protegen actores terroristas que le hacen daño a EE. UU.”.

Según el internacionalista, la solicitud de Colombia demuestra “desconocimiento de la política externa e interna de EE. UU., el principio de injerencia. Yo la verdad creo que eso no tiene antecedentes, y es una señal de hostilidad muy grande hacia Venezuela, que de prosperar tendría además consecuencias nefastas porque implicaría un endurecimiento de sanciones y esto en la práctica llevaría a Venezuela a una crisis peor de la que ya tiene”.

Finalmente, considera Jaramillo que los eventuales diálogos entre Caracas y la oposición no tienen relación con Colombia ni con la petición que formula a EE. UU.: “Lo que pasa es que la exigencia que ha hecho Nicolás Maduro para negociar es que la oposición tiene que pedirle a EE. UU. que levante las sanciones como condición para negociar. Y en la última negociación en Barbados, el oficialismo se retiró básicamente porque consideraba que no podía negociar con una oposición que apoyaba sanciones contra Venezuela”.

Vicente Torrijos, profesor de ciencia política, comentó en este medio que al tratarse de una medida que solo puede tomar directamente, unilateralmente, Washington, “la sugerencia que ha hecho Colombia debe estar coordinada con la Casa Blanca, y debe estarlo para lograr un objetivo político que a mi juicio sería el de presionar a Maduro para que las negociaciones que va a emprender con la oposición en el próximo mes de agosto en México, sean unas negociaciones responsables, con unos compromisos tangibles y verificables y que no sean las negociaciones típicamente tramposas que Maduro ha emprendido en el pasado”.

Otra cosa, dice el experto en defensa y relaciones internacionales, “es que para el régimen de Maduro este asunto sea percibido como una verdadera presión, y en cualquier caso, aun suponiendo que el gobierno Biden lo declarase como promotor del terrorismo internacional, ese tipo de medidas lo tendrían sin cuidado, porque Maduro ha aprendido a absolver todas las iniciativas en su contra procedentes de Washington y Bogotá: primero logro controlar los efectos del ‘cucutazo’, de la ayuda humanitaria de principios de 2019; y segundo, las presiones del Grupo de Lima, y ya no existe; y ahora vendría este tercer episodio pero lo podría absolver con toda facilidad”.

 El profesor de relaciones internacionales de la Universidad de Lasalle, César Niño, puso de presente en diálogo con esta casa periodística que se trata de “una gran novedad” que un gobierno de un tercer país le pida a Estados Unidos que incluya a otro país como patrocinador del terrirismo: “Esta suele ser una decisión unilateral”.

No obstante, las probabilidades de que Washington le siga la cuerda a Bogotá, señala, “tienen que ver con la capacidad de agencia que el embajador Juan Carlos Pinzón pueda lograr y tambien la Cancillería colombiana”.

Las implicaciones, de otro lado, comenta, son “varias, y son regionales y diplomáticas: en la agenda Caracas-Bogotá seguramente vamos a ver un deterioro más profundo de las relaciones”.

También, señala el experto en derecho internacional y seguridad y defensa, “habrá que tener en cuenta las pruebas que el Estado pueda presentar ante la comunidad internacional sobre la eventual participación del régimen en los atentados a Duque y a la guarnición militar en el Norte de Santander”.

Advierte, además, que la administración Biden no es la de Donald Trump, “entonces seguramente el Departamento de Estado de los Estados Unidos mirará con mayor pragmatismo, con el acercamiento de Maduro a un eventual diálogo con la oposición, y habrá que ver cómo lee la situación colombiana la administración Biden”.

Finalmente, indica Niño que si los Estados Unidos resuelven incluir a Venezuela como el quinto país de la lista de países promotores del terrorismo, “no va a ser por Colombia sino que tendrá unos cálculos más estratégicos, y si Estados Unidos quiere construir lazos de confianza para reconstruir el diálogo con Caracas, de cara a una eventual transición de poder, seguramente no va a barajar la posibilidad de una clasificación como esta. Trump decía que todas las opciones estaban sobre la mesa, y esto no lo dice Biden”.

 
 

Suscribirte a nuestro contenido especial

Aprovechá esta oportunidad, ¡es gratis!

Contenido exclusivo, más especiales con información detallada y bien explicada, para que comprendas mejor el desorden mundial

Argentina

Shigella y salmonella: autoridades sanitarias explican cómo evitar las bacterias

El Ministerio de Salud de la provincia de Buenos Aires y el Municipio de Berazategui advirtieron a la población y a profesionales de la salud sobre medidas para prevenir intoxicación de salmonelosis.
- Publicidad -spot_img

Artículos relacionados