domingo, diciembre 4, 2022

El horror de las cárceles ecuatorianas

Antecedentes: En febrero de este año al menos 79 presos murieron en los enfrentamientos entre miembros de bandas rivales amotinadas en centros penitenciarios en Cuenca, Guayaquil y Latacunga, más que todos los muertos registrados el año pasado en las 48 prisiones del país.

La saña y la extrema violencia de sus integrantes se hizo evidente en las imágenes de cuerpos decapitados y desmembrados que pronto empezaron a circular en redes sociales.

 

El entonces presidente Lenin Moreno había relacionado las matanzas con el crimen organizado transnacional y el narcotráfico.

Y según los medios ecuatorianos, cinco bandas criminales estaban detrás de los sangrientos sucesos.

 

La defensoría del pueblo había advertido que la falta de atención y de una política integral de rehabilitación social juega un papel preponderante respecto al agudizamiento de las problemáticas de violencia social y carcelaria; así como la falta del diseño, implementación, y peor aún, evaluación de políticas públicas de seguridad ciudadana. Además, había caracterizado lo sucedido como propio de un “estado fallido”.

Suscribirte a nuestro contenido especial

Aprovechá esta oportunidad, ¡es gratis!

Contenido exclusivo, más especiales con información detallada y bien explicada, para que comprendas mejor el desorden mundial

Argentina

Diputados: Con gritos, insultos y escándalo, Juntos por el Cambio logró bloquear la sesión

En medio de la tensión por el Consejo de la Magistratura, la oposición no dio quórum para ratificar en el cargo a la presidenta de la Cámara e impidió debatir la creación de nueve universidades.
- Publicidad -spot_img

Artículos relacionados