martes, diciembre 6, 2022

Alerta en sociedades médicas por posibilidad de que la OMS declare a la vejez como una enfermedad

SANTIAGO.- Preocupación y rechazo ha generado en distintos países y sociedades médicas internacionales, y también en Chile, la posible intención de la Organización Mundial de la Salud (OMS) de declarar a la vejez como una enfermedad, dentro de la Clasificación Estadística Internacional de Enfermedades y Problemas de Salud Relacionados (CIE). En la undécima versión de dicha clasificación (la CIE-11) –que ya está disponible en internet y se utilizará desde enero de 2022–, la vejez aparece bajo el código MG2A, en la sección de «síntomas generales», que a su vez es parte de los «síntomas, signos o hallazgos clínicos no clasificados en otra parte». Aquí se incluye a la «vejez sin mención de psicosis», la «senescencia sin mención de psicosis» y la «debilidad senil»

Según explica la Red Transdisciplinaria sobre Envejecimiento (RedEn) de la Universidad de Chile, la OMS «ocupa la Clasificación Internacional de Enfermedades (CIE), que incluye definiciones y criterios para todas las patologías y condiciones patológicas», y que ésta «se usa como guía para diagnosticar, investigar y definir las enfermedades, tanto para los sistemas de salud como para los sistemas financieros». En una declaración pública, 51 profesionales de distintas disciplinas que integran la RedEn y están dedicados a la adultez mayor, afirman que «nos genera una marcada sorpresa, molestia y desilusión el encontrarnos con que, bajo el código MG2A, en la sección de ‘síntomas generales’ se ha incluido la ‘vejez’ u ‘old age’ en la versión original en inglés». Agregan que «nos parece un acto contradictorio y equívoco, sobre todo cuando este mismo organismo celebra la Década del Envejecimiento Saludable (2021-2030) (…) para promover una sociedad y un mundo para todas las edades». Afirman que «rechazamos tajantemente la inclusión de la vejez en el CIE-11», pues sostienen que ésta «es una etapa natural y no patológica del curso de vida, tal como es la infancia o la adultez» y que «cualquier otra descripción correspondería a discriminación por edad o ‘viejismo’, en que se le asocian a un determinado grupo de edad condiciones patológicas que no le son inherentes».


 

En ese sentido, advierten que «incluir la ‘vejez’ dentro de ‘síntomas generales’ corresponde a un grave retroceso en términos de discriminación, ya que considera como patología aquello que es normal y esperable de la vida». Por eso exhortan «a todos los organismos internacionales y nacionales a buscar una sociedad que no discrimine a nadie independientemente de su edad, género o de cualquier otra condición». A ésta se suma la declaración que emitió el pasado 15 de junio el Comité Latinomericano y del Caribe de la Asociación Internacional de Gerontología y Geriatría (Comlat-Iagg) –que también fue replicada por la Sociedad de Geriatría y Gerontología de Chile–. En el documento, la entidad también advierte que «la Organización Mundial de la Salud (OMS) tiene la intención de incluir la vejez como una enfermedad en la Clasificación Estadística Internacional de Enfermedades y Problemas de Salud Relacionados (CIE)». «Error conceptual» y «abre la puerta a diagnósticos sin base científica» Ante ese escenario, declara que «la vejez es una etapa de la vida, como la niñez y la adultez», y que considerarla como una enfermedad en el CIE «es un error conceptual», que «abre la puerta a consideraciones diagnóstico-terapéuticas sin base científica». Afirma además que «categorizar la vejez como enfermedad, contribuye a reforzar el modelo de discriminación por la edad en contradicción con los postulados de la propia ONU y OMS». Por lo anterior, sostiene que «rechaza esa posibilidad e insta a los organismos internacionales, a los gobiernos nacionales y a la humanidad toda a realizar las acciones pertinentes para no profundizar el modelo discriminatorio por la edad».

«La vejez es una etapa natural; desde que nacemos y llegamos al planeta estamos envejeciendo en un estado natural y biológico. Me parece que es profundamente discriminatorio declararlo así», afirmó Marzán, quien sostuvo que «las organizaciones de personas mayores están muy molestas, muy inquietas con esta situación». Por esto, dijo que «emplazamos, con mucho respeto, a que el Gobierno y el Estado rechace de manera rotunda esta declaración de la Organización Mundial de la Salud de declarar la vejez como una enfermedad, a través del Ministerio de Relaciones Exteriores». A su juicio, hay que trabajar en políticas públicas que apunten a «un diagnóstico temprano y tratamientos preventivos para tener todos una vejez digna, autónoma, feliz y acorde a los procesos naturales que vivimos». La diputada Erika Oliveira (RN) también respaldó la iniciativa y sostuvo que «los adultos mayores de 60, 70 e incluso 80 años son personas muy saludables a través de la actividad física y el deporte». «Por eso, condicionar a las personas mayores o decir que la vejez es una enfermedad, por lo menos yo no lo comparto (…) Todos vamos a llegar a la vejez y ojalá sea de la mejor manera posible en dignidad, pero también en salud física y mental».


 

Suscribirte a nuestro contenido especial

Aprovechá esta oportunidad, ¡es gratis!

Contenido exclusivo, más especiales con información detallada y bien explicada, para que comprendas mejor el desorden mundial

Argentina

Diputados: Con gritos, insultos y escándalo, Juntos por el Cambio logró bloquear la sesión

En medio de la tensión por el Consejo de la Magistratura, la oposición no dio quórum para ratificar en el cargo a la presidenta de la Cámara e impidió debatir la creación de nueve universidades.
- Publicidad -spot_img

Artículos relacionados